Ir al contenido principal

Entradas

Altamente sensibles: etiquetas, sectas, y poderes sobrenaturales.

Asistimos a un nuevo resurgimiento de la tendencia a etiquetarlo todo, una parte de la sociedad sufre una necesidad compulsiva de seguridad e intolerancia a la incertidumbre, lo que ha llevado a la creación de nuevos síndromes, caracteriologias, y a tachar de posibles trastornos lo que antes solo eran complicaciones no patológicas, la industria de la autoayuda ha respondido a esta necesidad mediante la creación de best sellers como el de "Gente toxica" de Bernardo Stamateas, o nos ha provisto de métodos esotéricos como el eneagrama. Sistemas y clasificaciones que simplifican engañosamente la personalidad humana, tranquilizando la conciencia de quien las sigue, siempre que los tóxicos sean los demás claro esta, o bien encasillandolos en una tipología concreta como si de un horóscopo se tratara.

Ademas otras polémicas orbitan en torno a decisiones judiciales poco informadas, que dan solidez a síndromes falsos, síndromes que actualmente están tratando de alejarse de lo psicoso…
Entradas recientes

Influencers

Te pueden gustar mas o menos, pero mientras escribo esto es Dulceida la que ocupa las vallas publicitarias de la calle, es el rubius, auronplay o willyrex quienes lideran las reproducciones en Youtube, y el reggaeton el genero que revienta las audiencias musicales,  parece que Internet llego para salvarnos, pero no a todos, en estos tiempos del coaching en los que el lema principal parece ser el #followyourdreams debido a la tendencia que tenemos a contarnos unos a otros historias de éxito y obviar las de fracaso, muchos terminan convenciendose de que todos los fracasos vitales son en realidad cuestión de falta de voluntad, subproductos de la incapacidad de arriesgarse y romper con las normas establecidas, el castigo divino que impone el dios de la creatividad a la gente poco dinámica por no reinventarse exitosamente y dar una lección al sistema, mientras tanto las redes nos muestran los logros y las agallas de aquellos que se atrevieron a renunciar a lo establecido, y se convirtieron…

Ellos: Novus Ordo Seclorum

Ciertos momentos de nuestras vidas quedan grabados en la memoria de forma indeleble, en mi caso no me encontraba en ningún lugar especial, recuerdo estar sentado en el sofá,  recuerdo el chocolate con almendras que me estaba comiendo, y recuerdo observar fijamente aquel avance informativo, en donde se comunicaba que una avioneta (no se sabían aún los detalles) acababa de impactar contra una de las torres del World Trade Center de Nueva York, todos sabemos lo que vino después.

La cuestión es que por aquel entonces yo estaba leyendo la distopía de George Orwell titulada "1984" y durante un momento se me paso por la cabeza algo como “Si esto fuese 1984 no me cabe duda de que este acontecimiento seria un autoatentado del gobierno de INGSOC contra su propia población, con objeto de mantenerlos aterrorizados, afianzarse en el poder, conseguir mayor control, generar patriotismo exacerbado, coartar sus libertades aún más en nombre de la guerra, y potenciar el odio al enemigo…” nada…

Las gafas de la insensibilidad: Contra Rafael Santandreu

Santandreu en un un programa de RTVE en 2015.
FOTO: RTVE

Hace poco leí un excelente artículo en la página de Borregos Illuminati una web que se dedica a recoger los mayores disparates anticientificos de la red, el texto hacia una inteligente distinción entre la incultura, y la estupidez, realizando esta acertada observación:

[...cuando uno no sabe, se informa, se atreve a indagar. Y destierra esa ignorancia. Con esta gente se puede hablar, se puede debatir y se pueden intercambiar impresiones. Esta gente responde a la información, se la lee, la procesa y pregunta lo que no entiende. Finalmente, si ha dicho una memez, la corrige…] (Fuente, wordpress de Borregos Illuminati)

La estupidez sin embargo, es más una cuestión de actitud, es empecinarse, reafirmarse una y otra vez en el dato incorrecto, sosteniéndolo contra viento y marea, a pesar de las evidencias, a pesar del sufrimiento que pueda causar en los seguidores de la idea. Habréis notado sin duda la existencia de ciertos personajes, m…