Ir al contenido principal

Aprobación




Últimamente se escucha a menudo la palabra “postureo” referida a la vida digital es la tendencia a tratar de transmitir por medios como las redes sociales una imagen de continua felicidad y diversión, actuación que se ve recompensada por la admiración y comentarios de los contactos afines a través de "likes" y "retwitteos" varios.

Seamos sinceros ¿a quien no le gusta dar una buena imagen? incluso personas que están inmersas en procesos depresivos tratan de poner su mejor cara cuando viene de visita algún niño pequeño, o alguien externo a quien ocultan el problema, de alguna manera existe una valoración social hacia la muestra de emociones positivas y una censura indirecta hacia la muestra de sentimientos que pueden poner nervioso al personal...tales como la tristeza o la ira.

Pero a nivel psicológico ¿Qué se oculta tras esta necesidad de aprobación constante? ¿Porque personas con una vida aparentemente brillante en la que son admirados, y en ocasiones envidiados por todos/as luego manifiestan que su mente se balancea peligrosamente hacia los sentimientos de tristeza? Generalmente lo que existe es una creencia subyacente rígida que oculta una predicción catastrófica:

  “Seria terrible si esta persona/institución me rechaza o desaprueba”

Esta predicción catastrófica cuyas consecuencias no son aceptadas al principio, produce un estado de estrés constante que termina por llevar a las personas al agotamiento, así en ocasiones ocasiones promueve conductas obsesivas destinadas a mantener y garantizarse la aprobación externa, rayando muchas veces la patología perfeccionista, o bien a liberarse mediante una descarga de la responsabilidad experimentada en el ámbito en el que intenta dar esa imagen perfecta, como comentábamos en el articulo de Drogas, depresión, y dieta, a este patrón por ejemplo pertenece la conducta de las personas que el fin de semana se dan "permiso" para perder completamente el control recurriendo a la ingesta abusiva de sustancias, para de alguna forma compensar toda la tensión a la que están sometidos generada por la fachada mantenida de lunes a viernes en lo laboral.


Y es que en el momento en que depositamos nuestra valoración personal en manos de la opinión de los demás de una forma extrema estamos entonces desprendiéndonos de algo inmensamente importante, estamos entrando a jugar a un juego que aunque potencialmente nos pueda dar mucha satisfacción ,según el empeño que le pongamos, nos llevara inevitablemente a un punto en el que nuestro yo se vera falseado, y por algún sitio veremos aparecer la sintomatología mental o incluso física, manifestándonos la necesidad de expresar nuestras autenticas opiniones, gustos y valores, es necesario mantener y proteger la riqueza de nuestras propias opiniones, no porque sean las mejores ni superiores a las de los demás, sino porque son las nuestras y difícilmente avanzaremos hacia ningún lugar sin saber donde nos encontramos, que revisar y trabajar, en este caso concreto muy en especialmente habrá que tratar de ser todo lo coherentes que nuestra situación actual nos permita.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las gafas de la insensibilidad: Contra Rafael Santandreu

Santandreu en un un programa de RTVE en 2015.
FOTO: RTVE

Hace poco leí un excelente artículo en la página de Borregos Illuminati una web que se dedica a recoger los mayores disparates anticientificos de la red, el texto hacia una inteligente distinción entre la incultura, y la estupidez, realizando esta acertada observación:

[...cuando uno no sabe, se informa, se atreve a indagar. Y destierra esa ignorancia. Con esta gente se puede hablar, se puede debatir y se pueden intercambiar impresiones. Esta gente responde a la información, se la lee, la procesa y pregunta lo que no entiende. Finalmente, si ha dicho una memez, la corrige…] (Fuente, wordpress de Borregos Illuminati)

La estupidez sin embargo, es más una cuestión de actitud, es empecinarse, reafirmarse una y otra vez en el dato incorrecto, sosteniéndolo contra viento y marea, a pesar de las evidencias, a pesar del sufrimiento que pueda causar en los seguidores de la idea. Habréis notado sin duda la existencia de ciertos personajes, m…

Pseudoterapias: la trampa de la esperanza.

Es algo demasiado común, y se da con mayor probabilidad en especialidades médicas tales como la oncología, que el profesional asista al recorrido de su paciente por una larga serie de terapias alternativas, las cuales se presentan como complementarias, e incluso como más óptimas que el tratamiento médico oficial. Es posible que una explicación al atractivo que ejercen estas "terapias" es que sostienen basarse en lo natural, curar desde dentro, y no dudan en garantizar resultados positivos. A esta promesa inicial suelen unir una o dos historias anecdóticas de curaciones milagrosas o espectaculares, generalmente no verificables. Pero suficientes para que alguien en un proceso de tratamientooncológico, es decir en una situación potencialmente vulnerable, se plantee la posibilidad de recurrir a ellas.
La lista de pseudoterapias a las que se puede acceder es muy elevada y prácticamente todas prometen mejorar, o incluso sanar al paciente, desde los suplementos herbales que cuando n…

El Secreto:Mediums, litigios, y charlatanes.

Resulta sencillo calibrar los episodios de histeria colectiva una vez que estos pertenecen al pasado, pero en los años que precedieron a la crisis del 2008 con aquel ambiente de eterna ascensión económica, las cosas no parecían tan claras. El libro titulado "el secreto" aterrizó en el momento adecuado, y se vendió por millones, la gente lo recomendaba por el boca a boca, las empresas lo regalaban a sus empleados, y poco a poco el pensamiento más primitivo y mágico empezó a impregnar radios y shows televisivos.

Palabras como "vibrar en la misma frecuencia" o "co-creación" empezaron a ponerse de moda, los pequeños milagros se multiplicaban, la gente se gastaba más dinero para mandar al Universo una señal de "confianza en la Abundancia" y juraban que el Secreto estaba cambiando sus vidas, un poco más tarde nos llego la película-documental, que nos presentaba a los "maestros" del Secreto, esos que habían inspirado el gran re-descubrimiento …