Ir al contenido principal

Ansiedad existencial



"Jane es la típica adolescente malhumorada y confusa, me gustaría decirle que se le pasara, pero no quiero mentirle" (Lester Burnham, American Beauty)

Frases como esta son las que hacen de American Beauty una película genial, porque es cierto, de alguna manera alguien pudo haber metido en nuestra cabeza la idea, de que cuando fuéramos adultos nuestras dudas adolescentes mágicamente se disiparían, dejaríamos de perder el tiempo en "tonterías" dedicados ya a cosas de provecho.



Desgraciadamente, tal como muestra la frase de Lester es perfectamente posible volverse productivo, crecer, y seguir sumidos en la confusión y en la búsqueda de una identidad.



Se ha hablado mucho de la genialidad de esta película por su modo de retratar la hipocresía de la sociedad de los E.E.U.U. y sin duda tiene muchas lecturas, pero cuando la veo me gusta pensar en su trasfondo psicológico, porque todos sus personajes siguen anclados en la adolescencia y completamente perdidos, buscan que lo de fuera les identifique, y constantemente HUYEN así el militar ve películas en blanco y negro de la guerra mientras su mujer pierde la memoria, la hija de Lester planea fugarse de casa, su amiga se entrega a la popularidad social,el decide romper con todo, fumar marihuana beber cerveza, y hacer pesas para ligar con la rubia (¿ven lo de la adolescencia?) y su mujer persigue el sueño americano mientras vive la emoción de la infidelidad.

Y aquí vienen las preguntas... 


¿de que huyen exactamente todos ellos? 
¿por que nos deja esta película esa sensación tan extraña?
¿y por que la única persona que nos da una respuesta nos habla desde el mas allá? 

Porque American Beauty nos la cuenta un muerto,y no por casualidad, nos deja tocar la realidad un instante, nos hace darnos cuenta de que mientras estemos aquí sumergidos, tenemos muchas probabilidades de dejarnos engañar por las construcciones artificiales que se erigen a nuestro alrededor, y agotarnos en alguna forma de de evasión con la esperanza de que al final de nuestra huida particular hallaremos algo que justificara todo el recorrido, pero es el camino el que justifica la meta, os dejo la pista en esta frase final, y por supuesto por si alguien no la vio en su momento os la recomiendo encarecidamente. 

"...y no siento otra cosa que gratitud por cada instante de mi estúpida e insignificante vida. No tienen ni idea de lo que les hablo seguro, pero no se preocupen: algún día la tendrán" (Lester Burnham).

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las gafas de la insensibilidad: Contra Rafael Santandreu

Santandreu en un un programa de RTVE en 2015.
FOTO: RTVE

Hace poco leí un excelente artículo en la página de Borregos Illuminati una web que se dedica a recoger los mayores disparates anticientificos de la red, el texto hacia una inteligente distinción entre la incultura, y la estupidez, realizando esta acertada observación:

[...cuando uno no sabe, se informa, se atreve a indagar. Y destierra esa ignorancia. Con esta gente se puede hablar, se puede debatir y se pueden intercambiar impresiones. Esta gente responde a la información, se la lee, la procesa y pregunta lo que no entiende. Finalmente, si ha dicho una memez, la corrige…] (Fuente, wordpress de Borregos Illuminati)

La estupidez sin embargo, es más una cuestión de actitud, es empecinarse, reafirmarse una y otra vez en el dato incorrecto, sosteniéndolo contra viento y marea, a pesar de las evidencias, a pesar del sufrimiento que pueda causar en los seguidores de la idea. Habréis notado sin duda la existencia de ciertos personajes, m…

Pseudoterapias: la trampa de la esperanza.

Es algo demasiado común, y se da con mayor probabilidad en especialidades médicas tales como la oncología, que el profesional asista al recorrido de su paciente por una larga serie de terapias alternativas, las cuales se presentan como complementarias, e incluso como más óptimas que el tratamiento médico oficial. Es posible que una explicación al atractivo que ejercen estas "terapias" es que sostienen basarse en lo natural, curar desde dentro, y no dudan en garantizar resultados positivos. A esta promesa inicial suelen unir una o dos historias anecdóticas de curaciones milagrosas o espectaculares, generalmente no verificables. Pero suficientes para que alguien en un proceso de tratamientooncológico, es decir en una situación potencialmente vulnerable, se plantee la posibilidad de recurrir a ellas.
La lista de pseudoterapias a las que se puede acceder es muy elevada y prácticamente todas prometen mejorar, o incluso sanar al paciente, desde los suplementos herbales que cuando n…

El Secreto:Mediums, litigios, y charlatanes.

Resulta sencillo calibrar los episodios de histeria colectiva una vez que estos pertenecen al pasado, pero en los años que precedieron a la crisis del 2008 con aquel ambiente de eterna ascensión económica, las cosas no parecían tan claras. El libro titulado "el secreto" aterrizó en el momento adecuado, y se vendió por millones, la gente lo recomendaba por el boca a boca, las empresas lo regalaban a sus empleados, y poco a poco el pensamiento más primitivo y mágico empezó a impregnar radios y shows televisivos.

Palabras como "vibrar en la misma frecuencia" o "co-creación" empezaron a ponerse de moda, los pequeños milagros se multiplicaban, la gente se gastaba más dinero para mandar al Universo una señal de "confianza en la Abundancia" y juraban que el Secreto estaba cambiando sus vidas, un poco más tarde nos llego la película-documental, que nos presentaba a los "maestros" del Secreto, esos que habían inspirado el gran re-descubrimiento …