Ir al contenido principal

El método Sedona



La aparición de elementos de pensamiento mágico y supersticioso, en comunión con las terapias pseudocientíficas tiene hoy en día un auge alarmante en nuestra sociedad; especialmente a partir de la publicación del best-seller "el Secreto" (Rhonda Byrne, 2006) un libro que junto con un documental del mismo nombre concedió un impulso multimillonario a ciertos gurús, vaticinando el nuevo retorno de los charlatanes, los cuales llegaron listos y adaptados, para llenar el ansia new age en un S.XXI que lo quería todo mas rápido, mas fácil, y mas interactivo que nunca.

Entre la lista de gurús que encabezaban “el secreto” hubo uno que llevaba ya décadas dedicado al “desarrollo personal” hablamos de Hale Dwoskin el presidente de Sedona training que había levantado un próspero imperio careciendo de cualquier conocimiento médico y sin titulación alguna en cualquier campo de la salud mental, a pesar de ello Dwoskin predica que su método “libera del miedo, de la ansiedad, de la depresión, de los traumas, produce paz interior, te permite dejar de fumar, de beber, acaba con la adicción a la comida y los atracones, y por si eso fuera poco también mejora tu carrera profesional, enciende romances apasionados, crea riqueza, y una profunda sensación de paz y felicidad” ¿No está mal verdad?, su principal competidor en una lucha por convertirse en el sucesor designado del “maestro” es Larry Crane, un millonario americano que en la cima de su carrera pensaba en suicidarse, completamente insatisfecho con su existencia, pero conoció a su maestro, el mismo de Hale Dwoskin, la persona que inspiró todo esto, había una vez un hombre llamado Lester...

Lester Levenson (†) químico e ingeniero de 42 años se encontraba en 1952 en una situación límite, su médico le había enviado a su casa en Central Park a morir, tras desahuciarlo debido a sus problemas coronarios junto con la recomendación de no hacer ningún esfuerzo innecesario, el mero hecho de subir escaleras. o incluso atarse los zapatos, supondría una situación susceptible de causarle la muerte, tras contar sus provisiones de morfina, Lester decidió que eran suficientes para quitarse de en medio, en caso de que no hallara una solución para dejar de vivir en esas condiciones.

Según cuenta se dedicó a explorar preguntas tan profundas como ¿qué es la felicidad? ¿que es la inteligencia? y tras pensarlo mucho llego a entender que solo era realmente feliz cuando amaba y no cuando recibía amor, a partir de ahí sufrió según él una tremenda iluminación que le llevó, aunque ningún diagnóstico médico lo confirma,a liberarse de todos sus problemas de salud en un instante, a la par que adquirió una serie de poderes paranormales (viajes fuera del cuerpo, telequinesis) junto con el poder de hacer milagros, curar a distancia como cuenta en su biografía (No attachments no aversions, the autobiography of a Master, 2003) y labrarse millones en el mercado inmobiliario de New York, tras eso se retiró al desierto de Sedona, donde comenzó a impartir charlas a grupos de estudiantes.

Esta es a grandes rasgos la historia "oficial" de Lester, tras lo cual cristalizó el conocido Método Sedona, que con un poderoso programa de Marketing pregona desde hace décadas la aceptación incondicional como panacea para solucionar los problemas médicos, psicológicos, y financieros, los 4 pasos que configuran el método, son:

Paso 1: Focalizate en la molestia sobre la que quieres sentirte mejor.
Paso 2: Pregúntate a ti mismo, ¿Puedo permitir este sentimiento? ¿Puedo dar la bienvenida y sencillamente aceptar este sentimiento?.
Paso 3: Pregúntate a ti mismo: ¿Estoy listo para dejarlo ir?.
Paso 4: Pregúntate a ti mismo: ¿Cuando? (dejaré ir el sentimiento).


Eso es todo, 20 CD´s y 400 dolares despues, junto con un inagotable surtido de  cursos de actualización y retiros, para llegar a esas 4 preguntas, es necesario advertir que este método basado en "soltar" y aceptar de forma incondicional no está respaldado ni validado por la psicología actual, por mucho que algunos vean en el reminiscencias psicológicas, al fin y al cabo la Psicóloga Virginia Lloyd contribuyó a la elaboración del material, su contenido más bien se hunde en disertaciones circulares, que cuenta con un gurú milagroso (Lester) para justificar los momentos en que hay que dejar de lado el discernimiento, su teoría de fondo por lo demás es bastante obsoleta, ya que sitúa todos los problemas del sujeto en un pretendido inconsciente que lo sabotea todo, incluso la salud física del sujeto, no hay espacio para nombrar todos los enfoques de la new age que predican ese inconsciente que absorbe todo de forma automática, atemporal, y acrítica. Y que se obcecan en un trabajo con reminiscencias freudianas en tratar de “reprogramarlo o sacarlo a la conciencia” para estos todos los problemas, incluso los económicos, se solucionan por medio de auténticos milagros, y cuando hablo de milagros es literal, uno de los programas de Larry Crane por ejemplo se titula “butt system” y promete cosas como “usted puede quedarse sentado no haciendo absolutamente nada excepto usar la técnica de liberación enseñada en este curso y todas sus metas fluirán hacia usted” , este nivel de radicalidad, de irracionalidad, y de pensamiento mágico, junto a los elevados costos de sus formaciones, sitúan al Método Sedona y derivados en un ámbito potencialmente nocivo, del cual se puede salir no solo económicamente afectado sino decepcionado, culpable, o bien mentalmente agotado tras tratar de asumir y moldear el pensamiento y la conducta a la gran cantidad de ideas irracionales que predica el método.  

Carlos Sanz Andrea.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las gafas de la insensibilidad: Contra Rafael Santandreu

Santandreu en un un programa de RTVE en 2015.
FOTO: RTVE

Hace poco leí un excelente artículo en la página de Borregos Illuminati una web que se dedica a recoger los mayores disparates anticientificos de la red, el texto hacia una inteligente distinción entre la incultura, y la estupidez, realizando esta acertada observación:

[...cuando uno no sabe, se informa, se atreve a indagar. Y destierra esa ignorancia. Con esta gente se puede hablar, se puede debatir y se pueden intercambiar impresiones. Esta gente responde a la información, se la lee, la procesa y pregunta lo que no entiende. Finalmente, si ha dicho una memez, la corrige…] (Fuente, wordpress de Borregos Illuminati)

La estupidez sin embargo, es más una cuestión de actitud, es empecinarse, reafirmarse una y otra vez en el dato incorrecto, sosteniéndolo contra viento y marea, a pesar de las evidencias, a pesar del sufrimiento que pueda causar en los seguidores de la idea. Habréis notado sin duda la existencia de ciertos personajes, m…

Pseudoterapias: la trampa de la esperanza.

Es algo demasiado común, y se da con mayor probabilidad en especialidades médicas tales como la oncología, que el profesional asista al recorrido de su paciente por una larga serie de terapias alternativas, las cuales se presentan como complementarias, e incluso como más óptimas que el tratamiento médico oficial. Es posible que una explicación al atractivo que ejercen estas "terapias" es que sostienen basarse en lo natural, curar desde dentro, y no dudan en garantizar resultados positivos. A esta promesa inicial suelen unir una o dos historias anecdóticas de curaciones milagrosas o espectaculares, generalmente no verificables. Pero suficientes para que alguien en un proceso de tratamientooncológico, es decir en una situación potencialmente vulnerable, se plantee la posibilidad de recurrir a ellas.
La lista de pseudoterapias a las que se puede acceder es muy elevada y prácticamente todas prometen mejorar, o incluso sanar al paciente, desde los suplementos herbales que cuando n…

El Secreto:Mediums, litigios, y charlatanes.

Resulta sencillo calibrar los episodios de histeria colectiva una vez que estos pertenecen al pasado, pero en los años que precedieron a la crisis del 2008 con aquel ambiente de eterna ascensión económica, las cosas no parecían tan claras. El libro titulado "el secreto" aterrizó en el momento adecuado, y se vendió por millones, la gente lo recomendaba por el boca a boca, las empresas lo regalaban a sus empleados, y poco a poco el pensamiento más primitivo y mágico empezó a impregnar radios y shows televisivos.

Palabras como "vibrar en la misma frecuencia" o "co-creación" empezaron a ponerse de moda, los pequeños milagros se multiplicaban, la gente se gastaba más dinero para mandar al Universo una señal de "confianza en la Abundancia" y juraban que el Secreto estaba cambiando sus vidas, un poco más tarde nos llego la película-documental, que nos presentaba a los "maestros" del Secreto, esos que habían inspirado el gran re-descubrimiento …