Ir al contenido principal

Misticismo cuántico



Hoy en día cualquier buen libro de la nueva era que pretenda vender alguna técnica presuntamente milagrosa ha de tratar de legitimarse, y no hay mejor forma de darse prestigio que investirse de prestigio científico, a ser posible con algo que suene innovador, puntero, y que todavía no se entienda demasiado bien, no vaya a ser que la mentira sea tan obvia que cualquiera la pueda detectar.


Para ello actualmente está de moda recurrir al campo de la física cuántica, no a la de verdad, sino a una distorsión de sus experimentos y sus explicaciones,  doblegandola al discurso confuso y vacío de los gurús de la new age, y derivando en lo que se ha dado en llamar misticismo cuántico, que en palabras del físico Juan Ignacio Cirac Sasturain consiste en "una perversión de la física cuántica realizada por promotores mal informados de la pseudociencia" de modo que si acertamos en escoger un libro que pervierta esta temática nos encontraremos frases como “la ciencia ya ha demostrado que todo es energía, y que la materia es un 99.9% espacio vacío, y no solo eso, los últimos descubrimientos en física cuántica están confirmando lo que nos dicen las tradiciones milenarias o la (introduzca pseudociencia), además a raiz del experimento de la doble rendija, el colapso onda-particula y el efecto de incertidumbre se llego a la chocante conclusión de que el observador influye en lo observado, y es que literalmente lo que pensamos cambia nuestra realidad, la repercusión de estos descubrimientos…” (*) de este modo partiendo de que la materia es energía se degenera a un discurso de pensamiento mágico que termina afirmando que nuestros pensamientos son capaces de modificar la realidad física y que la física cuántica apoyaria precisamente esta afirmación.


Las pseudociencias no avanzan; sólo mudan superficialmente e, incluso entonces, lo hacen rindiendo una inconfesable pleitesía a la ciencia al usurpar su lenguaje” dice D.José Adolfo de Azcárraga (J.A.A.) presidente de la Real Sociedad Española de Física, en un clarificadora carta titulada “de terapias cuánticas y otras calamidades” la cual devuelve la cordura a un panorama de apropiación masiva del lenguaje científico, y de este campo de la física en concreto, al recurren actualmente las pretendidas “terapias cuánticas”.


Las reacciones sin embargo han sido tardías, y ya se han satisfecho muchos intereses lucrativos aprovechando la ignorancia sobre el tema. Los gurus se han colado en medios de comunicación defendiendo pseudoterapias muy cuestionables, pero al final existe un punto en común entre todos ellos, ya sea Deepak Chopra difundiendo su sanación cuántica o Enric Corbera uniéndo sus explicaciones a la Bioneuroemoción, en el momento en que contrastamos sus presuntos conocimientos con alguien que conoce realmente el contenido, es decir que tiene estudios reglados en la materia que nos incumbe, nos encontramos con un dictamen que resulta abrumador, en todos los casos esas conclusiones tan fantásticas que difunden son incorrectas, y el éxito de su difusión se basa en que “la mayoría prefiere creer en una falsedad simple, que no obligue a razonar, a estudiar una verdad complicada” (J.A.A.) por poner un ejemplo lo cierto es que probablemente la mayor parte de nosotros nos quedaríamos bloqueados ante la más básica fórmula de inicio de física cuántica, y esto es algo perfectamente normal, no es motivo de vergüenza ninguna, el problema es que demasiadas veces se da crédito publico a una persona que no tiene ni idea de lo que esta diciendo, por miedo a tener que admitir la ignorancia propia, o de cuestionar unas afirmaciones hechas tan a la ligera si la figura nos infunde respeto o admiración.


fisica cuantica formulas.jpg
Una formula básica del ámbito.


Resulta que “ningún aspecto de la mecánica cuántica justifica las pretensiones “cuánticas” de las citadas terapias, la bioneuroemoción o la sanación cuántica espiritual” (J.A.A) o como nos dice el también físico Daniel Manzano en su blogLa física cuántica no afirma de ninguna manera que la mente, el cerebro, la conciencia o el pensamiento creen la realidad” así como que los resultados obtenidos a nivel subatomico no son aplicables a nivel macroscopico, realidad que estas terapias se obcecan en ignorar.
viñeta fisica cuantica la pulga snob.png
Extraido de http://www.lapulgasnob.blogspot.com


Esta ultima asunción de influencia e interacción resulta frecuente en las terapias cuanticas, e incluso ha llegado a ser promocionada en documentales como el conocido “¿Y tu que sabes? (What bleep do we know,2004) que resulto fuertemente rechazado por la comunidad científica, pocos saben sin embargo que sus directores pertenecían a  la escuela de la Iluminación de Ramtha (RSE) fundada por una mujer (Jeisy Zebra Knight) que dice canalizar a un bárbaro llamado “Ramtha” que vivió, según ella, hace 35000 años.

Afortunadamente “la sentencia final la dicta la naturaleza, la ciencia nos ayuda a comprender cómo son las cosas, no como querríamos que fueran” (J.A.A.) este elemento de objetividad final, de ajuste, es una de las características mas importantes de la ciencia frente a las pseudociencia, en estas ultimas encontramos la conclusión ya dada, por eso no es necesaria investigación posterior ¿para que van a necesitarla si ya tienen clara la conclusión? sumergiendose en una persecución, en la que a medida que la ciencia va clarificando, las pseudociencias se van refugiando en explicaciones cada vez más novedosas (beneficiosas por el poco desarrollo y los resultados aun no claros) débiles y anecdóticas, directamente contaminadas y falsas, o extraordinariamente bizarras, para tratar de justificar una conclusiones injustificables como hizo en su momento la homeopatía refugiandose en la cuántica, a pesar del pronunciamiento en contra de las 27 academias científicas nacionales europeas.

Carlos Sanz Andrea.

(*) El texto es un ejemplo general, no corresponde a ningun libro en concreto, pero se pueden encontrar discursos similares en practicamente todos ellos.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las gafas de la insensibilidad: Contra Rafael Santandreu

Santandreu en un un programa de RTVE en 2015.
FOTO: RTVE

Hace poco leí un excelente artículo en la página de Borregos Illuminati una web que se dedica a recoger los mayores disparates anticientificos de la red, el texto hacia una inteligente distinción entre la incultura, y la estupidez, realizando esta acertada observación:

[...cuando uno no sabe, se informa, se atreve a indagar. Y destierra esa ignorancia. Con esta gente se puede hablar, se puede debatir y se pueden intercambiar impresiones. Esta gente responde a la información, se la lee, la procesa y pregunta lo que no entiende. Finalmente, si ha dicho una memez, la corrige…] (Fuente, wordpress de Borregos Illuminati)

La estupidez sin embargo, es más una cuestión de actitud, es empecinarse, reafirmarse una y otra vez en el dato incorrecto, sosteniéndolo contra viento y marea, a pesar de las evidencias, a pesar del sufrimiento que pueda causar en los seguidores de la idea. Habréis notado sin duda la existencia de ciertos personajes, m…

Pseudoterapias: la trampa de la esperanza.

Es algo demasiado común, y se da con mayor probabilidad en especialidades médicas tales como la oncología, que el profesional asista al recorrido de su paciente por una larga serie de terapias alternativas, las cuales se presentan como complementarias, e incluso como más óptimas que el tratamiento médico oficial. Es posible que una explicación al atractivo que ejercen estas "terapias" es que sostienen basarse en lo natural, curar desde dentro, y no dudan en garantizar resultados positivos. A esta promesa inicial suelen unir una o dos historias anecdóticas de curaciones milagrosas o espectaculares, generalmente no verificables. Pero suficientes para que alguien en un proceso de tratamientooncológico, es decir en una situación potencialmente vulnerable, se plantee la posibilidad de recurrir a ellas.
La lista de pseudoterapias a las que se puede acceder es muy elevada y prácticamente todas prometen mejorar, o incluso sanar al paciente, desde los suplementos herbales que cuando n…

El Secreto:Mediums, litigios, y charlatanes.

Resulta sencillo calibrar los episodios de histeria colectiva una vez que estos pertenecen al pasado, pero en los años que precedieron a la crisis del 2008 con aquel ambiente de eterna ascensión económica, las cosas no parecían tan claras. El libro titulado "el secreto" aterrizó en el momento adecuado, y se vendió por millones, la gente lo recomendaba por el boca a boca, las empresas lo regalaban a sus empleados, y poco a poco el pensamiento más primitivo y mágico empezó a impregnar radios y shows televisivos.

Palabras como "vibrar en la misma frecuencia" o "co-creación" empezaron a ponerse de moda, los pequeños milagros se multiplicaban, la gente se gastaba más dinero para mandar al Universo una señal de "confianza en la Abundancia" y juraban que el Secreto estaba cambiando sus vidas, un poco más tarde nos llego la película-documental, que nos presentaba a los "maestros" del Secreto, esos que habían inspirado el gran re-descubrimiento …