Ir al contenido principal

Altamente sensibles: etiquetas, sectas, y poderes sobrenaturales.





Asistimos a un nuevo resurgimiento de la tendencia a etiquetarlo todo, una parte de la sociedad sufre una necesidad compulsiva de seguridad e intolerancia a la incertidumbre, lo que ha llevado a la creación de nuevos síndromes, caracteriologias, y a tachar de posibles trastornos lo que antes solo eran complicaciones no patológicas, la industria de la autoayuda ha respondido a esta necesidad mediante la creación de best sellers como el de "Gente toxica" de Bernardo Stamateas, o nos ha provisto de métodos esotéricos como el eneagrama. Sistemas y clasificaciones que simplifican engañosamente la personalidad humana, tranquilizando la conciencia de quien las sigue, siempre que los tóxicos sean los demás claro esta, o bien encasillandolos en una tipología concreta como si de un horóscopo se tratara.

Ademas otras polémicas orbitan en torno a decisiones judiciales poco informadas, que dan solidez a síndromes falsos, síndromes que actualmente están tratando de alejarse de lo psicosomatico, prentendiendo adquirir entidad orgánica y reconocimiento medico mas allá de lo psiquiatrico , tales como la Sensibilidad química o la electrosensibilidad, donde los afectados se sienten bien o mal, dependiendo de la conciencia que tengan de estar expuestos a ondas electromagnéticas, un padecimiento en aumento que ha conllevado la creación de un submercado del miedo muy lucrativo para ciertos desaprensivos, que no dudan en vender productos que ofrecen presunta protección, y dedican su tiempo a contagiar a la población su paranoia individual, por ejemplo argumentando sin evidencias acerca de relaciones entre los moviles y los tumores cerebrales. Falsas ideas que desgraciadamente llegan a introducirse sin problemas en instituciones tan prestigiosas como la Real Academia Nacional de Medicina.


Paralelamente hemos asistido por parte de la psiquiatría (Sistema de clasificación CIE) a una inflación diagnostica, y es seguro que ciertas decisiones van a traernos una compleja polémica al contraponerla con los conocimientos Psicológicos; tal como estuve comentando en una entrevista reciente creo que por un lado es positivo que consideremos por ejemplo el abuso de videojuegos como algo a lo que estar atentos en esta sociedad cada vez mas dependiente de lo digital, pero me parece un error configurar un trastorno de adicción a los videojuegos, en primer lugar por la increíble cantidad de "falsos positivos" que se avecinan, y en segundo lugar porque los estudios reales, realizados por profesionales de la Psicología y la Psiquiatría, no sesgados, es decir aquellos que no dejan que sus tendencias ideológicas o morales influyan en su opinión, demuestran una y otra vez que no existe una relación ni mucho menos clara entre la presunta violencia y catástrofe vital que se pregona a sus usuarios, y la evidencia.

El problema esta, en que como en tantas otras cosas confundimos constantemente correlación y causación, por poner un ejemplo sabemos que en verano se venden mas helados, pero eso no significa que los helados produzcan el verano, pues de la misma forma personas con rasgos de impulsividad elevada jugaran mas a juegos arcade, pero eso es el producto y no la causa, de este modo un buen titular alarmista y una mala interpretación produce toda una tendencia equivocada muy difícil de modificar, y como comente en otro articulo existe una gran diferencia entre creer que se sabe algo y saberlo realmente, generalmente aquellos que sospechan y desconfían de todo como norma no son los mas escépticos, sino los mas fanáticos, al no saber seleccionar fuentes de información fiables son victimas de las fake news que fomentan la paranoia generalizada, de este modo resulta cada vez mas común encontrar personas cuyas opiniones se han vuelto extremas en base a sesgos cognitivos o vulnerabilidades puntuales, y cuya vida queda dramáticamente afectada por sobregeneralizaciones de las que se aprovechan los personajes o grupos anteriormente mencionados.

Aclarado esto y hablando de titulares hoy me gustaría resaltar el tema de las etiquetas en especial en lo referente a la etiqueta PAS (Personas Altamente Sensibles) y a un articulo del diario El Español que leí hace un tiempo, con el intrigante titulo de "El hombre que abrazaba arboles y otros desahogos de las personas altamente sensibles"

Un articulo que narra los curiosos poderes de David, un señor etiquetado como P.A.S. un don que le otorga capacidades, según el, de este estilo:

"...ha llegado incluso a experimentar en su propio cuerpo las sensaciones de su vecino. Venía poco, pero notaba cuando llegaba, empezaba a sentirme mal, a estar inquieto, nervioso, hasta que descubrí que era él; y cada vez que me sentía así, me asomaba por la ventana y ahí estaba su coche"

Estos presuntos poderes que generan una atribución del malestar a alguien que ni siquiera se sabe si esta ahí no son muy distintos a los de la persona electrosensible que empieza a experimentar sintomatologia en cuanto ve una antena, o piensa que la wifi de su casa le esta afectando a la salud, es curioso porque pensaríamos que se insiste en esto y que hay personas de mucha fiabilidad supervisando este rasgo que se estima puede afectar al quince por cien de la población, pero en el articulo vemos que la asociación es dirigida por Karina Zegers de Beijl, bien, se dice que las personas altamente sensibles son capaces de fijarse en los pequeños detalles....


Podéis pensar que es inofensivo si jamas habéis oído la palabra, es imposible informar a quien no quiere ser informado ni convencer a quien ya esta convencido, pero desde luego no suma puntos que la principal directora la asociación de P.A.S. de España sea una adepta a la Antroposofia  un grupo que por cierto no duda en perseguir a quien osa denunciar sus manejos.

No dudo de que existe un porcentaje de la población con unos rasgos específicos característicos, pero me resulta chocante en este caso en concreto la alusión a poderes cuasisobrenaturales de precognición en la detección del vecino de David (que actualmente se dedica al coaching) existe un discurso más propio del pensamiento mágico y supersticioso, parece ser que a pesar de estar estudiando Psicología no es capaz de ver la relación entre la huida de los estimulos estresantes y la disminución de la ansiedad (ir al parque) y sin embargo hace hincapie en la "recarga de energía" que atribuye al ritual de abrazar arboles.

Y esto a pesar de que la investigadora de este patrón, la propia Elaine Aron insiste en la necesidad de distinguirlo de un trastorno de ansiedad, no hay "energía" en los arboles que te recarga, pero si existe la reacción de lucha, paralización o huida de una ansiedad que no se sabe manejar, a la cual se le aplica una curiosa lógica:

"....centros comerciales. Y si lo hace es en horas de bajísima afluencia. Tampoco a los bares. Dejó de ir al cine porque sentía las emociones de quienes lo rodeaban. “Es complicadísimo”, asegura. “En un autobús no suelo estar cómodo, tampoco en los supermercados o en las bibliotecas —enumera—, aunque estén todos callados, recibo sus tensiones...” 

He aquí la explicación alternativa "recibo sus tensiones" contra el no puedo controlar el hecho de estar en lugares cerrados, atestados de gente...que casualmente....

"...de agorafobia...el término abarca un conjunto de fobias relacionadas entre si, a veces solapadas, entre ellos temores a salir del hogar, a entrar en tiendas o almacenes, a las multitudes, a los lugares públicos y a viajar solo en trenes, autobuses o aviones. Aunque la gravedad de la ansiedad y la intensidad de la conducta de evitación son variables....La vivencia de la falta de una salida inmediata es uno de los rasgos clave de muchas de las situaciones que inducen la agorafobia..." (Extracto del CIE-10)

He remarcado en varias ocasiones la tendencia problemática de ciertos movimientos a darles una explicación alternativa e idiosincrásica a fenómenos que ahora comprendemos gracias a la ciencia, el problema de este tipo de interpretación es que en ocasiones llevan a presuntas revelaciones que son engañosas, a veces la intención es meramente lucrativa como en el caso de Stanislav Grof atribuyendo cualidades místico-espirituales a la hiperventilación, otras veces anecdótica, como cuando la parálisis del sueño es interpretada como un viaje astral, y en otras potencialmente mortal como cuando se niega la existencia de enfermedades o se les atribuye un origen emocional.

Todos nosotros, exceptuando los sujetos de  la categoria psicopata y narcisista tenemos la capacidad de sentir lo que sienten los demás, otra cosa es que queramos y lo hagamos correctamente, he conocido a cientos de psicólogos/as con capacidades de nivel V (dan perspectivas nuevas) en la escala de niveles de empatia, es una cualidad imprescindible en nuestra profesión la capacidad de devolver correctamente los sentimientos de la persona que tenemos delante, y mas aun el saber manejar los nuestros, pero la IE se entrena, no es ni la panacea, ni un comodín mágico que permita sentir energías, es algo sencillamente necesario, pero no suficiente si te dedicas a profesiones asistenciales, me parece una ofensa hacia las investigaciones de Elaine Aron, y un flaco favor a la Psicología en general que las investigaciones sobre rasgos pretendan mezclarse con significados y visiones idiosincrásicas y contaminantes aportadas por pseudoterapias o grupos sectarios.










Comentarios

Entradas populares de este blog

Las gafas de la insensibilidad: Contra Rafael Santandreu

Santandreu en un un programa de RTVE en 2015.
FOTO: RTVE

Hace poco leí un excelente artículo en la página de Borregos Illuminati una web que se dedica a recoger los mayores disparates anticientificos de la red, el texto hacia una inteligente distinción entre la incultura, y la estupidez, realizando esta acertada observación:

[...cuando uno no sabe, se informa, se atreve a indagar. Y destierra esa ignorancia. Con esta gente se puede hablar, se puede debatir y se pueden intercambiar impresiones. Esta gente responde a la información, se la lee, la procesa y pregunta lo que no entiende. Finalmente, si ha dicho una memez, la corrige…] (Fuente, wordpress de Borregos Illuminati)

La estupidez sin embargo, es más una cuestión de actitud, es empecinarse, reafirmarse una y otra vez en el dato incorrecto, sosteniéndolo contra viento y marea, a pesar de las evidencias, a pesar del sufrimiento que pueda causar en los seguidores de la idea. Habréis notado sin duda la existencia de ciertos personajes, m…

Pseudoterapias: la trampa de la esperanza.

Es algo demasiado común, y se da con mayor probabilidad en especialidades médicas tales como la oncología, que el profesional asista al recorrido de su paciente por una larga serie de terapias alternativas, las cuales se presentan como complementarias, e incluso como más óptimas que el tratamiento médico oficial. Es posible que una explicación al atractivo que ejercen estas "terapias" es que sostienen basarse en lo natural, curar desde dentro, y no dudan en garantizar resultados positivos. A esta promesa inicial suelen unir una o dos historias anecdóticas de curaciones milagrosas o espectaculares, generalmente no verificables. Pero suficientes para que alguien en un proceso de tratamientooncológico, es decir en una situación potencialmente vulnerable, se plantee la posibilidad de recurrir a ellas.
La lista de pseudoterapias a las que se puede acceder es muy elevada y prácticamente todas prometen mejorar, o incluso sanar al paciente, desde los suplementos herbales que cuando n…

El Secreto:Mediums, litigios, y charlatanes.

Resulta sencillo calibrar los episodios de histeria colectiva una vez que estos pertenecen al pasado, pero en los años que precedieron a la crisis del 2008 con aquel ambiente de eterna ascensión económica, las cosas no parecían tan claras. El libro titulado "el secreto" aterrizó en el momento adecuado, y se vendió por millones, la gente lo recomendaba por el boca a boca, las empresas lo regalaban a sus empleados, y poco a poco el pensamiento más primitivo y mágico empezó a impregnar radios y shows televisivos.

Palabras como "vibrar en la misma frecuencia" o "co-creación" empezaron a ponerse de moda, los pequeños milagros se multiplicaban, la gente se gastaba más dinero para mandar al Universo una señal de "confianza en la Abundancia" y juraban que el Secreto estaba cambiando sus vidas, un poco más tarde nos llego la película-documental, que nos presentaba a los "maestros" del Secreto, esos que habían inspirado el gran re-descubrimiento …