Ir al contenido principal

Paternalismo toxico




"En quince segundos yo os puedo decir si una persona ha tenido o no problemas en su infancia"

Esta frase, pronunciada delante mio por una profesional de la Medicina muy reconocida en España me recuerda inevitablemente a un libro que leí hace años titulado "tontos con poder" no recuerdo el autor, pero si que mostraba el grave perjuicio que produce no solo a los individuos, también a la sociedad en general, que una persona sin valores, ignorante, o incompetente para las funciones que debe ejercer ascienda a un puesto de poder, ya sea por inercia, casualidad, o cuñadismo.

Paradojicamente el sistema es tal que la inconsciencia (no saber que no se sabe) el egoísmo, y el estar dispuesto a pisar cabezas pueden convertirse en un plus en ciertos trabajos, una vez conseguido el objetivo ya solo es cuestión de cubrirlo todo con riquezas materiales, títulos, o reconocimientos para conseguir una convincente aura de respetabilidad, y poder hablar con ese paternalismo soberbio sobre sus vidas y las lecciones aprendidas; me he dado cuenta de que generalmente unos 6 meses de vida de una persona normal equivalen a unos 50 años de reflexiones lucidas de estos tipos,vidas que suelen ser enormemente pobres y estereotipadas a veces adornadas con algún cuento que han leído en un libro, o alguna metáfora de autoayuda barata en la que creen encontrar el santo Grial y la inspiración divina para predicar su sabiduría.

Pero el verdadero daño se lo harán a los alumnos, el verdadero drama estará en todos aquellos que aprendan que el camino del éxito y al respeto social esta en las lecciones trasnochadas, prejuiciosas, insensibles e incluso abiertamente crueles que ciertos personajes se dedican a diseminar a diestro y siniestro, personas que sin vergüenza alguna se permiten hacer juicios de valor sobre otras sin tomarse la molestia de escucharlas mas de quince segundos, que viven en su propio mundo fabricado por lo que les gusta, en lugar de contactar con lo que es real, que encuentran rasgos de personalidad estables a partir de detalles insignificantes, incapaces no ya solo de tolerar sino de entender una critica razonada y analizarla, que confunden lo negativo del juicio con la virtud del discernimiento, creyendo que por eso son libres de soltar lo primero que les viene a la cabeza, sin pensar en las consecuencias que el asentimiento de las masas traerá sobre las vidas cotidianas de sus semejantes, representa un fracaso social que tales personajes alcancen los medios de comunicación, se encaramen a las tarimas, o llenen salas de personas deseosas de escucharles.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las gafas de la insensibilidad: Contra Rafael Santandreu

Santandreu en un un programa de RTVE en 2015.
FOTO: RTVE

Hace poco leí un excelente artículo en la página de Borregos Illuminati una web que se dedica a recoger los mayores disparates anticientificos de la red, el texto hacia una inteligente distinción entre la incultura, y la estupidez, realizando esta acertada observación:

[...cuando uno no sabe, se informa, se atreve a indagar. Y destierra esa ignorancia. Con esta gente se puede hablar, se puede debatir y se pueden intercambiar impresiones. Esta gente responde a la información, se la lee, la procesa y pregunta lo que no entiende. Finalmente, si ha dicho una memez, la corrige…] (Fuente, wordpress de Borregos Illuminati)

La estupidez sin embargo, es más una cuestión de actitud, es empecinarse, reafirmarse una y otra vez en el dato incorrecto, sosteniéndolo contra viento y marea, a pesar de las evidencias, a pesar del sufrimiento que pueda causar en los seguidores de la idea. Habréis notado sin duda la existencia de ciertos personajes, m…

Pseudoterapias: la trampa de la esperanza.

Es algo demasiado común, y se da con mayor probabilidad en especialidades médicas tales como la oncología, que el profesional asista al recorrido de su paciente por una larga serie de terapias alternativas, las cuales se presentan como complementarias, e incluso como más óptimas que el tratamiento médico oficial. Es posible que una explicación al atractivo que ejercen estas "terapias" es que sostienen basarse en lo natural, curar desde dentro, y no dudan en garantizar resultados positivos. A esta promesa inicial suelen unir una o dos historias anecdóticas de curaciones milagrosas o espectaculares, generalmente no verificables. Pero suficientes para que alguien en un proceso de tratamientooncológico, es decir en una situación potencialmente vulnerable, se plantee la posibilidad de recurrir a ellas.
La lista de pseudoterapias a las que se puede acceder es muy elevada y prácticamente todas prometen mejorar, o incluso sanar al paciente, desde los suplementos herbales que cuando n…

Altamente sensibles: etiquetas, sectas, y poderes sobrenaturales.

Asistimos a un nuevo resurgimiento de la tendencia a etiquetarlo todo, una parte de la sociedad sufre una necesidad compulsiva de seguridad e intolerancia a la incertidumbre, lo que ha llevado a la creación de nuevos síndromes, caracteriologias, y a tachar de posibles trastornos lo que antes solo eran complicaciones no patológicas, la industria de la autoayuda ha respondido a esta necesidad mediante la creación de best sellers como el de "Gente toxica" de Bernardo Stamateas, o nos ha provisto de métodos esotéricos como el eneagrama. Sistemas y clasificaciones que simplifican engañosamente la personalidad humana, tranquilizando la conciencia de quien las sigue, siempre que los tóxicos sean los demás claro esta, o bien encasillandolos en una tipología concreta como si de un horóscopo se tratara.

Ademas otras polémicas orbitan en torno a decisiones judiciales poco informadas, que dan solidez a síndromes falsos, síndromes que actualmente están tratando de alejarse de lo psicoso…