Ir al contenido principal

Sé lo que necesitas.





Cuando en Psicología decimos que no damos consejos mucha gente reacciona con extrañeza, enojo o burla, quizá estamos demasiado acostumbrados al paternalismo que se ha destilado durante décadas desde el modelo medico "cuidese, haga ejercicio, no se pase con la sal, y tome su medicación" y por eso resulta complicado entender que alguien que ha estudiado para orientar hacia una mayor salud mental precisamente se niegue a darnos consejos.


¿Pero qué es lo queremos decir los/las psicólogos/as cuando decimos eso? Que las pautas las sabemos de sobra, a lo que nos referimos es a que nos vamos a negar a tomar decisiones que corresponden a la vida del paciente, cosas como si debe o no separarse de su pareja, si debe o no aceptar un trabajo determinado, podemos ayudar a decidir y valorar,si, pero nunca jamas determinar ni tomar decisiones por otra persona, por obvias que resulten las consecuencias para cualquier observador externo, hacemos esto no solo por ética, sino porque sabemos que un cambio forzado o fingido, sin aceptación sera un estado que no se mantendrá en el tiempo, por se da semejante importancia a los pequeños gestos iniciales en terapia, aunque no sean perfectos, porque estos tienen el potencial de asumirse y aceptarse como un impulso que en palabras de M.Erickson puede ser la pequeña bola de nieve que rodando por la ladera de la montaña termina por provocar una avalancha.


¿Por que no inclinarse por ser directivo y rígido? Porque una visión así va directamente en contra del objetivo de cualquier psicoterapia valida, que nunca es enganchar, constreñir, retener, ni culpabilizar, al contrario el proceso debe redundar en un tiempo limitado, contener, devolver la autonomía y buscar la contribución, la culpa puede causar un insight al principio que puede resultar útil, pero nada puede crecer a partir de la culpabilidad, y sin embargo si muchas cosas a partir de la responsabilidad.


Claro que seguirán existiendo situaciones obvias en las que una gran mayoría concuerda, situaciones que son desagradables ante todas las miradas, donde es obvia la necesidad de cambio, situaciones que todos deseariamos evitar, que nadie querría vivir ni aceptar, lo que tratamos de evitar especialmente en estas es la generación de un prejuicio (juicio previo) cuando no se conoce, y ni siquiera nos interesa como se ha llegado allí, el yo soy yo, y mis circunstancias, estamos perdiendo perspectiva, hemos de darnos la posibilidad de ver lo que hay detrás, de escuchar la historia que traslada a las personas a ese punto, que nos hace poder entender a quien tenemos delante.


A pesar de ser mayormente conscientes de esto cada día se producen luchas de criterios, no es algo ajeno, sucede a todos los niveles, en todos los ámbitos, entre todas las personas del mundo, el problema es cuando, con toda la buena fe del mundo, se termina imponiendo una decisión sobre otra persona cuya justificación no esta claras o es interesada, esto sucede en especial cuando se decide por otra persona por su bien cuando esta aun tiene la capacidad de elegir.


Ejemplos cuestionables hay a montones, cuando se impone a un chaval la carrera que ha de estudiar "porque tu vas a trabajar en el despacho de tu padre que es xxxxx" cuando se lanzan modelos comparativos de vida uniforme sobre los demás "yo a tu edad ya dirigía una empresa, estaba casado y tenia dos hijos" o se  fuerzan decisiones, amistades, incluso los hobbies que se deben tener, curiosamente la educación dirigida a hacerse preguntas y a ser crítico se considera demasiadas veces una forma de adoctrinamiento.


Las excusas especialmente cuando somos adolescentes suele ser que tenemos una vida por delante, los argumentos que casi todos hemos escuchado y que incluso podemos llegar a pronunciar algún día es "cuando seas mayor lo entenderás" o peor aun "me lo agradeceras" ¿una vida por delante? nunca se sabe, lo que es seguro es que no sera una vida elegida, sino minuciosamente fabricada, no sera una experiencia, sera una inversión, y existe la posibilidad de unirse, de ceder, de comprar todos los guiones de vida que sabemos que tienen una alta probabilidad de éxito si somos capaces de seguirlos, de reírnos de aquel que difiere y se arriesga, se pueden seguir todas las modas, repetir todos los mantras, subir todos los escalones, cumplir todas las normas y las expectativas de otros con creces, y luego morirse de aburrimiento, asco y angustia, cuando tengamos un momento de lucidez o las defensas bajas, nada suple el alto precio que se ha pagado a cambio de cualquier cosa si nos sacrificamos a nosotros mismos por el camino, si cedemos nuestra vida a otros, si la programamos como un anuncio publicitario dirigido por otras personas, personas que no se molestaron en preguntarnos que queríamos, porque ya sabían de sobra lo que necesitábamos.


Carlos Sanz Andrea.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las gafas de la insensibilidad: Contra Rafael Santandreu

Santandreu en un un programa de RTVE en 2015.
FOTO: RTVE

Hace poco leí un excelente artículo en la página de Borregos Illuminati una web que se dedica a recoger los mayores disparates anticientificos de la red, el texto hacia una inteligente distinción entre la incultura, y la estupidez, realizando esta acertada observación:

[...cuando uno no sabe, se informa, se atreve a indagar. Y destierra esa ignorancia. Con esta gente se puede hablar, se puede debatir y se pueden intercambiar impresiones. Esta gente responde a la información, se la lee, la procesa y pregunta lo que no entiende. Finalmente, si ha dicho una memez, la corrige…] (Fuente, wordpress de Borregos Illuminati)

La estupidez sin embargo, es más una cuestión de actitud, es empecinarse, reafirmarse una y otra vez en el dato incorrecto, sosteniéndolo contra viento y marea, a pesar de las evidencias, a pesar del sufrimiento que pueda causar en los seguidores de la idea. Habréis notado sin duda la existencia de ciertos personajes, m…

Pseudoterapias: la trampa de la esperanza.

Es algo demasiado común, y se da con mayor probabilidad en especialidades médicas tales como la oncología, que el profesional asista al recorrido de su paciente por una larga serie de terapias alternativas, las cuales se presentan como complementarias, e incluso como más óptimas que el tratamiento médico oficial. Es posible que una explicación al atractivo que ejercen estas "terapias" es que sostienen basarse en lo natural, curar desde dentro, y no dudan en garantizar resultados positivos. A esta promesa inicial suelen unir una o dos historias anecdóticas de curaciones milagrosas o espectaculares, generalmente no verificables. Pero suficientes para que alguien en un proceso de tratamientooncológico, es decir en una situación potencialmente vulnerable, se plantee la posibilidad de recurrir a ellas.
La lista de pseudoterapias a las que se puede acceder es muy elevada y prácticamente todas prometen mejorar, o incluso sanar al paciente, desde los suplementos herbales que cuando n…

Altamente sensibles: etiquetas, sectas, y poderes sobrenaturales.

Asistimos a un nuevo resurgimiento de la tendencia a etiquetarlo todo, una parte de la sociedad sufre una necesidad compulsiva de seguridad e intolerancia a la incertidumbre, lo que ha llevado a la creación de nuevos síndromes, caracteriologias, y a tachar de posibles trastornos lo que antes solo eran complicaciones no patológicas, la industria de la autoayuda ha respondido a esta necesidad mediante la creación de best sellers como el de "Gente toxica" de Bernardo Stamateas, o nos ha provisto de métodos esotéricos como el eneagrama. Sistemas y clasificaciones que simplifican engañosamente la personalidad humana, tranquilizando la conciencia de quien las sigue, siempre que los tóxicos sean los demás claro esta, o bien encasillandolos en una tipología concreta como si de un horóscopo se tratara.

Ademas otras polémicas orbitan en torno a decisiones judiciales poco informadas, que dan solidez a síndromes falsos, síndromes que actualmente están tratando de alejarse de lo psicoso…